Proceso a realizar por las entidades

A finales de 2018 se dieron pasos importantes en el cambio de hábitos lingüísticos dentro de la iniciativa Euskaraldia: 11 días en euskera. En la segunda edición daremos nuevos pasos, y además de los particulares, las entidades también tomarán medidas para impulsar nuevas prácticas lingüísticas.

Por lo tanto, en los arigunes, como espacios organizados y fijos, las decisiones adoptadas en el ámbito lingüístico afectan directamente a todos sus miembros e indirectamente a los de su entorno. Además, se exigirá a las entidades el compromiso de proteger y promover estos arigunes y, dado que estamos hablando de objetivos a largo plazo, se les invitará a estabilizar los pasos tomados para cambiar los hábitos lingüísticos al finalizar el ejercicio.

PROCESO A REALIZAR POR LAS ENTIDADES

1. ANALIZAR LA PROPUESTA DE EUSKARALDIA Y DECIDIR SU INCORPORACIÓN AL PROCESO POR PARTE DE LA DIRECCIÓN

 

 

Una vez conocida la iniciativa, será labor de la dirección o responsables analizar la propuesta que hace Euskaraldia. A la hora de decidir si participa o no en la iniciativa, deberán tener en cuenta la necesidad de poner los medios y/o los responsables para el adecuado desarrollo del ejercicio en la entidad, los pasos a dar, la autonomía, la adecuación a los tiempos de la iniciativa y, sobre todo, la disposición a consolidar nuevos hábitos lingüísticos en la entidad.

2. IDENTIFICAR LOS GRUPOS QUE PUEDEN CONFORMAR LOS POSIBLES ARIGUNES

 

Si la dirección de la entidad acepta la propuesta y decide seguir adelante, es decir, si está dispuesta a cambiar las prácticas lingüísticas de la entidad, la primera tarea será analizar si tiene algún arigune.

¿Existen grupos en nuestra entidad en los que todos sus miembros entienden el euskera?
¿Puedo ofrecer en todo momento la atención a la ciudadanía en euskera?

Son barne-ariguneak o lugares internos de práctica:
– Los miembros de un mismo departamento en el organigrama de una entidad o los grupos que forman parte de la estructura de una entidad (equipos deportivos, equipos de trabajo, puestos, departamentos …), estén o no en el mismo espacio físico. En los casos en los que no estén en el mismo espacio físico, deben ser grupos con la dinámica oral habitual.
– Grupos que, aun estando en diferentes niveles o departamentos en la estructura formal de la entidad, comparten espacio físico (por ejemplo, compañeros que están en diferentes departamentos pero que están en la misma oficina).

Son kanpo-ariguneak o lugares externos de práctica:
– Espacios físicos en contacto directo con la ciudadanía (barra de bar, taquillas, cajas, puntos de acogida, comercios …).
– La persona encargada de atender a la ciudadanía en la entidad (por ejemplo, la persona que atiende el teléfono).

La comprensión del euskera por parte de los miembros que conforman el arigune es una condición mínima tanto en áreas externas como internas, por lo que el responsable deberá determinar los grupos existentes en la estructura de la entidad (internos y de relaciones externas) y comprobar si los miembros presentes entienden el euskera, a fin de identificar posibles puntos de encuentro en la entidad. Para facilitar este trabajo, los responsables de las entidades podrán utilizar la herramienta de identificación de los posibles arigunes. A través de este análisis, el responsable identificará a los miembros que son capaces de entender el euskera dentro de la entidad y comprobará su ubicación dentro de la misma. Así, recogerá la realidad actual de la entidad y conocerá las posibilidades reales de cambio de hábitos lingüísticos en el grupo dentro de los arigunes. Asimismo, la dirección conocerá si cumple o no los requisitos para participar en el ejercicio de Euskaraldia.

[+ pinchar aquí para solicitar la herramienta de identificación de posibles ARIGUNES]

3. LOS RESPONSABLES ACORDARÁN CON EL RESTO DE MIEMBROS LA REALIZACIÓN DEL EJERCICIO

Una vez identificados los posibles arigunes, la dirección y los miembros de los distintos grupos deberán acordar su participación en el ejercicio social. La propuesta se extenderá únicamente a estos grupos y no a todos los miembros de la entidad.

1. Barne-ariguneak o lugares internos de práctica

Si los miembros consideran adecuada la propuesta, es decir, si están dispuestos a realizar colectivamente el ejercicio propuesto por Euskaraldia, acordarán participar en el mismo a modo de arigune.

¿Estamos dispuestos a participar en Euskaraldia en forma de ahobizi y belarriprest durante 15 días, y a cambiar nuestros hábitos lingüísticos en grupo en beneficio del euskera?

Para lograr el consenso, se propone una decisión cualificada, es decir, al menos el 80% de los miembros del ámbito deberían decir sí a la participación colectiva en Euskaraldia. Algunos de ellos decidirán ser ahobizi; y otros, belarriprest.

[+ ¿Qué es un barne-arigune?]

2. Kanpo-ariguneak o lugares externos de práctica

Los responsables hablarán con los miembros que trabajan en los espacios y entienden el euskera para establecer relaciones entre la entidad y la ciudadanía. El objetivo será acordar la creación de un espacio exterior, es decir, garantizar que la ciudadanía pueda expresarse en euskera en todo momento con un miembro de la entidad. Para ello, los miembros de este espacio deberán dar su consentimiento para participar en forma de ahobizi o belarriprest.

¿Podemos garantizar durante el tiempo que dure el Euskaraldia que al menos un ahobizi o belarriprest estará en todo momento preparado para atender a la ciudadanía?

[+ ¿Qué es un kanpo-arigune?]

Consideraciones:

-La participación en el ejercicio será por decisión personal de los miembros que componen el arigune.
-Cada persona decidirá si será ahobizi o belarriprest dentro del arigune. A la hora de realizar la selección deberá tener en cuenta que tendrá un rol único durante el tiempo que dure el Euskaraldia, tanto dentro como fuera de la entidad.
-Intentar recoger el consenso de la manera más explícita posible. Aunque en el arigune el ejercicio se realizará en grupo, será una decisión personal participar en el mismo. Por lo tanto, debe comprobarse que se ha recabado la opinión de todos.

[+ ¿Cómo gestionar la conformidad de todos los integrantes del arigune? Las instrucciones están en la ‘herramienta de identificación de los arigunes’, aquí]

4. LA ENTIDAD INSCRIBIRÁ LOS ARIGUNES PARA EL EJERCICIO

Para participar en Euskaraldia, la entidad deberá cumplir al menos una de las dos condiciones:

  • Crear un arigune en el funcionamiento interno.
  • Crear un arigune en las relaciones externas.

Si la entidad cumple los requisitos y existe acuerdo entre sus miembros y responsables, la entidad se inscribirá como participante en Euskaraldia.

Los miembros del arigune serán ahobizi o belarriprest. La decisión será personal, pero en el grupo hablarán sobre la elección, ya que el mismo ejercicio también se realizará en grupo.

Asimismo, las personas tendrán el mismo rol dentro de la entidad, como trabajadores o trabajadoras, y fuera de ella, como ciudadano o ciudadana (las personas que sean ahobizi dentro de la entidad también lo serán fuera; y las personas que decidan ser belarriprest también lo serán dentro y fuera de la entidad).

Dentro de la entidad, habrá dos tipos de participantes:

  1. Personal que participa en los lugares de práctica (arigune). Estas personas harán el ejercicio en grupo y se pondrán de acuerdo previamente para cambiar los hábitos lingüísticos.
  2. Personal que no participa en los lugares de práctica (arigune). Estas personas participarán de forma personal, como ciudadano o ciudadana.

Las entidades que no cumplan los requisitos (bien porque no tienen grupos con personas que entiendan euskera, bien porque no hay consenso entre los miembros) no podrán participar en el ejercicio. De todas formas, en el momento de la inscripción podrán indicar su deseo de dar pasos para cambiar los hábitos lingüísticos de la entidad y de apoyar a las personas de la entidad que se sumen al ejercicio a título individual.

[+ INSCRIPCIÓN DE LOS ARIGUNES DENTRO DE LA ENTIDAD]

5. ADOPCIÓN DE MEDIDAS QUE POSIBILITEN EL CAMBIO DE HÁBITOS LINGüÍSTICOS Y LA REALIZACIÓN DEL EJERCICIO

Tras la inscripción, la entidad, tanto si tiene un arigune como si no, adoptará medidas para poder realizar el ejercicio durante el otoño de 2020.

Por un lado, la entidad deberá tomar medidas para poder realizar el ejercicio adecuadamente:

  • Informar a los demás miembros de que la entidad va a participar en Euskaraldia y en qué consiste la iniciativa, además de explicarles cómo pueden participar.
  • Poner a disposición de los miembros las herramientas necesarias para desarrollar el ejercicio. Dicha preparación se podrá llevar a cabo de diversas formas, que incluyen, entre otras, talleres presenciales, sesiones de reflexión, píldoras en forma de vídeo, folletos, etc. Será la entidad quien decida cómo hacerlo.
  • Identificar físicamente los arigunes que haya en la entidad.

Por otra parte, la entidad podrá tomar diversas medidas para cambiar los hábitos lingüísticos de la entidad e impulsar la práctica en euskera. Estas medidas son opcionales en función de las necesidades, las prioridades y las características de la entidad. A continuación, se expone cuáles son sus objetivos:

  • Formar lugares de práctica. Crear grupos que puedan ser arigunes o lugares de práctica, tanto internos como externos.
  • Activar los lugares de práctica. Activar los grupos que ya reúnen las condiciones para ser arigune, tanto los internos como los externos, e invitar a participar en ellos.
  • Proteger los lugares de práctica. Proteger los lugares de práctica internos o externos.

 

6. LAS PERSONAS DE LA ENTIDAD LLEVAN A CABO EL EJERCICIO SOCIAL

Dado que en la iniciativa de esta segunda edición van a participar personas y entidades, en las entidades participantes el ejercicio se podrá realizar de tres maneras:

  • Por un lado, en los lugares de práctica internos denominados barnearigune.
  • Por otro, en los lugares de práctica externos, denominados kanpo-arigune.
  • Además, cada persona podrá hacer el ejercicio participando como ahobizi o como belarriprest.

Por tanto, las personas que se inscriban como ahobizi o como belarriprest durante 15 días podrán llevar a cabo entre todas un ejercicio consciente para cambiar los hábitos lingüísticos. Las personas que se inscriban como ahobizi hablarán en euskera con todas las personas que entiendan euskera. Las personas que se inscriban como belarriprest hablarán en euskera siempre que quieran o puedan y pedirán a las personas que hablen en euskera que se dirijan a ellas en esa lengua.

En los lugares de práctica internos de la entidad (en los que todas las personas del grupo entienden euskera), durante 15 días se pondrá en práctica la decisión tomada entre los miembros. El euskera será la lengua prioritaria. Las conversaciones serán a menudo bilingües y las personas que quieran hablar en euskera se sentirán protegidas y cómodas.

7. VALORACIÓN DEL EJERCICIO, DE CARA AL FUTURO

En la entidad, se hará la valoración del ejercicio social y de todo el proceso de la iniciativa.

Por último, la dirección analizará la posibilidad de mantener las medidas adoptadas durante el proceso de la iniciativa, de forma que en el futuro sea posible que las nuevas prácticas lingüísticas tengan continuidad.